miércoles , noviembre 22 2017
Inicio / En Contexto / Los priistas que la historia sí ve con buenos ojos

Los priistas que la historia sí ve con buenos ojos

Aunque dentro de sus filas han circulado personas como Javier Duarte, César Duarte, Roberto Borge y demás políticos acusados de diversos (y nada pequeños) delitos, el PRI también ha tenido de su bando a personajes destacados y reconocidos por su aporte a la historia.

Te presentamos a cinco priistas que la historia sí ve con buenos ojos.

EL ‘TATA’

El general Lázaro Cárdenas del Río es considerado uno de los mejores presidentes de México (1934-1940) y un referente en la historia del PRI.

Originario de Jiquilpan de Juárez, Michoacán, Cárdenas del Río fue cercano a Plutarco Elías Calles (expresidente mexicano y fundador del Partido Nacional Revolucionario, abuelo del priismo) pero ya en el gobierno, el mandatario se alejó de la postura conservadora del expresidente Calles y lanzó una serie de reformas que eran consideradas de izquierda.

Durante su campaña presidencial el Tata Cárdenas recorrió la mayoría del territorio mexicano, pese a los problemas de conectividad en esos años, algo que es reconocido por Andrés Manuel López Obrador, quien admira a Lázaro Cárdenas y lo ha llamado “un gran presidente”.

En junio de 1937, Lázaro Cárdenas decretó la nacionalización de los ferrocarriles y entregó su administración a los obreros.

Meses después, el 18 de marzo de 1938, nacionalizó las empresas petroleras, por lo que cada 18 de marzo lo celebramos como el Día de la Expropiación Petrolera, una fecha que llenó (o llenaba) de orgullo y de identidad nacional.

Entre los logros del sexenio cardenista se encuentran el respeto a la libertad de expresión y la creación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). También se formó y aprobó la legislación referente al crédito agrícola.

El gran legado que Cárdenas del Río dejaría al priismo se concretó el 4 de marzo de 1929, cuando se constituyó el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), padre del PRI.

Además Lázaro Cárdenas es reconocido a nivel internacional por ofrecer asilo a miles de españoles en 1939 luego de la derrota de la República en la Guerra Civil de España y la llegada del dictador Francisco Franco al poder. Este hecho es conocido como el exilio español.

Lázaro Cárdenas murió el 19 de octubre de 1970 en la Ciudad de México y a manera de homenaje, fue sepultado en el Monumento a la Revolución.

ADOLFO LÓPEZ MATEOS

López Mateos es uno de los presidentes priistas al que le tocó crear algunas de las instituciones más importantes en la actualidad, de 1958 a 1964.

Originario de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, este priista creó en diciembre de 1959 el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE) y en enero de 1961, el Instituto Nacional de Protección a la Infancia (INPI).

En lo que respecta a la política cultural y educativa, creó la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito y mandó construir el Museo Nacional de Antropología.

El 27 de septiembre de 1960 anunció la nacionalización de la industria eléctrica y le pidió a los mexicanos que no dejaran que los “malos ciudadanos” entregaran este recurso.

“Pueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus futuros gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses ajenos a la nación que conformamos. Sólo un traidor entrega su país a los extranjeros”

En junio de 1967 un derrame cerebral lo mantuvo en estado de coma durante dos años. Finalmente, Adolfo López Mateos murió en la Ciudad de México el 22 de septiembre de 1969.

JESÚS REYES HEROLES

Quizás es uno de los priistas más reconocidos por el mundo intelectual, pues el originario de Tuxpan, Veracruz, fue un destacado universitario y líder político.

Su obra escrita orientó el discurso político del PRI en México y la oratoria de Reyes Heroles es de lo mejor que ha tenido la política mexicana. Para muestra, el discurso que dio en la XXII Conferencia General de la Unesco, en octubre de 1983.

“¿Hemos logrado evitar que ningún hombre sea lo bastante poderoso para oprimir a otro, o tan débil que se vea obligado a dejarse oprimir?¿Hemos superado el doble miedo, el de quienes temen perder lo que poseen y aquél de quienes temen sucumbir por no poseer? ¿Hemos conseguido que la lucha del hombre no sea contra el hombre sino contra el hambre? Por supuesto que no”

Además, Jesús Reyes Heroles fue autor de “El Liberalismo Mexicano”, obra que se convertiría en clásico de la política mexicana.

Fue director general del IMSS, de PEMEX y creador del Instituto Mexicano del Petróleo, secretario de Gobernación y de Educación Pública.

De 1972 a 1975 fue presidente nacional del PRI, cargo que le valió ser nombrado priista ilustre.

Jesús Reyes Heroles falleció el 19 de marzo de 1985, en Denver, Colorado, Estados, Unidos y declarado Ilustre el 5 de marzo de 2003.

CUAUHTÉMOC CÁRDENAS SOLÓRZANO

Hijo del general Lázaro Cárdenas, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano es uno de los personajes más importantes de la política mexicana y un referente de la izquierda.

Senador por Michoacán en 1976 y gobernador michoacano de 1980 a 1986, Cuauhtémoc formó junto con otros priistas la Corriente Democrática por las diferencias que tenía por la manera en que se conducía el tricolor.

“La Corriente Democrática le da voz a una inconformidad muy amplia y generalizada en la República por el deterioro de la situación económica, los niveles de vida, la entrega del país a intereses extranjeros, la vulneración que se hace de la soberanía y las desviaciones de las líneas revolucionarias de las políticas nacionalistas, democrática y populares”, escribió en ese entonces Cuauhtémoc Cárdenas.

El rompimiento con el PRI provocó que Cárdenas Solórzano concretara un acuerdo entre tres partidos políticos para formar en 1988 el Frente Democrático Nacional. Con esta coalición Cuauhtémoc se lanzó por la Presidencia en las elecciones del 88 y algunos aseguran que el hijo de Lázaro Cárdenas venció al candidato del sistema, Carlos Salinas de Gortari, pero un fraude electoral le impidió llegar a Los Pinos.

A finales de 1988, Cuauhtémoc convocó a la formación del PRD. Dos años después fue electo presidente de dicho partido, cargo que desempeña hasta 1993, año en que fue postulado como candidato presidencial por la Alianza Democrática Nacional, en las elecciones de 1994.

Luego de perder por segunda ocasión la presidencia de México, Cárdenas Solorzano es postulado como candidato a la Jefatura del Gobierno del Distrito Federal en 1997, ganando los comicios y convirtiéndose en el primer gobernante elegido por los ciudadanos en el entonces DF.

En 2000 Cárdenas contendió de nuevo por Los Pinos, pero tampoco tuvo suerte.

Después de sus aspiraciones presidenciales, Cuauhtémoc Cárdenas fue premiado por la oposición y designado como consultor en varios temas, por ejemplo, festejos del Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución mexicana, de los cuales el perredista fue coordinado por encargo del panista Felipe Calderón Hinojosa.

El 27 de octubre de 2011 Cuauhtémoc Cárdenas recibió la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República y el 5 de diciembre de 2012 fue nombrado por Miguel Ángel Mancera coordinador de Asuntos Internacionales del Gobierno de la Ciudad de México.

El 25 de noviembre de 2014, Cuauhtémoc renunció a la militancia dentro del PRD.

LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA

El originario de Magdalena de Kino, Sonora, es considerado como un símbolo de honestidad, integridad y liderazgo del PRI y uno de los apellidos más nombrados cuando los tricolores quieren enorgullecerse de su pasado.

El político vio apagada su oportunidad de ser presidente de México al ser asesinado el 23 de marzo de 1994 en Tijuana, Baja California, un hecho que llenó de luto al país y que trajo consigo una serie de eventos que colapsó el final de sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

En 1985 Colosio Riojas fue electo diputado federal por Sonora; tres años después se desempeñó como Oficial Mayor del PRI, coordinador de campaña presidencial de Carlos Salinas de Gortari y candidato a senador por Sonora.

Colosio también fue presidente nacional del PRI y de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y con él al mando, el tricolor logró una notable recuperación electoral, al obtener el 62% de la votación efectiva en las elecciones federales de 1991.

Además, Colosio fue uno de los críticos del PRI a pesar de su militancia en el tricolor. Para muestra, el discurso que pronunció en marzo de 1994 -durante su campaña presidencial- en donde lanzó pedradas al modelo gubernamental del partido tricolor e hizo un llamado a la transformación democrática del país.

“Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada; de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla (…) Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder. Concentración del poder que da lugar a decisiones equivocadas; al monopolio de iniciativas; a los abusos, a los excesos”

Fuente: Nación 321

Te puede interesar

¿Por qué se celebra hoy el Día Internacional del Hombre?

Con el propósito de fomentar el equilibrio de los géneros, desde el 19 noviembre de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest