domingo , septiembre 24 2017
Inicio / Medio Ambiente / Compartimos el mismo planeta. Sylvia Earle. 3ª parte. Por Rodrigo Navarro

Compartimos el mismo planeta. Sylvia Earle. 3ª parte. Por Rodrigo Navarro

Rodrigo Navarro

 

 

 

Tercera y última parte de la conferencia de la oceanólogo Sylvia Earle en Cozumel hace tres semanas:

“Todos los seres tenemos una cara que nos reconoce, eso incluye a los peces. Y como cada ser humano tienen también ADN. Al igual que cada hongo y árbol en la tierra firme. Cada uno es individuo pero al mismo tiempo están comprometidos con ser soporte de vida. Los buceadores tenemos una perspectiva única, uds. saben de lo que estoy hablando. Lo han visto y sentido bajo el agua. También han pasado bastante tiempo observando a las especies marinas y saben cuáles son curiosas, cuáles tímidas, cuales inteligentes y cuáles potencialmente agresivas. Cada tiburón es un individuo como lo somos nosotros.

“Somos creaturas con corazón, mente y sistemas circulatorios. Tomamos decisiones, compartimos el mismo planeta y esto de la existencia es un milagro porque en el resto del Universo, al menos en nuestro sistema solar somos unas formas de vida únicas. Somos formas de vida increíbles. Con el conocimiento actual sabemos que no vale la pena destruir un arrecife coralino para construir un muelle, un puerto, una ciudad, una carretera. Eso es cosa del pasado o al menos debería serlo. Porque el conocimiento actual nos muestra que los arrecifes coralinos son una enorme comunidad que alberga gran diversidad de vida, la más rica del planeta. No es solo coral y eso es importante para Cozumel como para la Cd de México, Miami o Nueva York.

“No se trata solo de corales. Se trata de la esperanza para la vida futura. Conservar la diversidad de la vida. Miles de clases de animales viven en un arrecife coralino. Al igual que en los bosques tropicales o incluso en los desiertos. Hay 15 categorías de sistemas de vida en el planeta. Y tenemos que abrazarlos como abrazamos el arrecife coralino. Los arrecifes, su diversidad de visa son resilentes. Soportan cierta cantidad de presión, Pero hay un punto de no retorno. Un límite. La salinidad del océano, la temperatura, extraer vida silvestre del mar. El deterioro es continuo.

Hace 65 millones de años no muy lejos de aquí en el Golfo de México, cerca de Yucatán el mundo cambió. Un asteroide acabó con los grandes bosques y con los dinosaurios. Fue un fenómeno natural. La 5ª extinción masiva, terminó con el 76% de la vida en el planeta. Ahora los hombre podemos causar una extinción masiva como aquella y cambiar el mundo. Sería la 6ª. No sabemos cuáles serán las consecuencias. Pero aún tenemos a los calamares, a los arrecifes coralinos, aunque desde 1980 hemos perdido el 80% de los arrecifes a nivel global.

“La velocidad con que hemos desaparecido especies en los últimos 100 años necesitaría 10 mil años de manera natural. Los factores que explican esto es la sobre explotación de especies, la destrucción de hábitats, la contaminación y el cambio climático”.

La población del mundo se incrementa, al igual que la desigualdad social traducida en un consumo excesivo de los recursos naturales por unos cuántos, la ineficiencia tecnológica (por dominancia de empresas globales). Son los factores dominantes de este enorme problema que amenaza a la humanidad entera. La ventana de oportunidad para revertir este problema se está cerrando, concluye un grupo de investigadores que planteó esta 6ª gran extinción pertenecientes a la Universidad de Berkley y la UNAM liderados por Antonhy Barnosky. Un niño que nace hoy día verá durante su vida extinguirse a 600 especies.

“En Cozumel gran parte del territorio terrestre y marino está protegido. Gracias a toda la gente que trabaja por ello. Pero si queremos aumentar la resilencia, el cuidado de los ecosistemas marinos, su función de mantenimiento de vida, debemos respetar una superficie aún mayor.

“Hace 4 años logramos una serie de científicos y líderes ambientales entre los que se encuentra Jean Michel Cousteau, que el presidente Obama decretara la mayor reserva oceánica del planeta, 1.2 millones de Km2 protegidos. Se prohíbe la extracción pesquera, comercial o minera. George Bush la decretó pero solo abarcaba el área de 90 millas marinas. Bush no fue muy conocido por sus acciones a favor del ambiente, era petrolero. Yo creo que fue su esposa quien lo convenció. No fue suficiente. Ahora se ha ampliado, dotado de leyes, recursos y personal a esta gran reserva para proteger el patrimonio de EU pero también de la humanidad. Aves, peces, mamíferos, crustáceos, corales, el océano, protegidos.

En diciembre del año pasado el gobierno federal decretó la Gran Reserva del Caribe 5.6 millones de hectáreas protegidas, a las que Green Peace llamó la Gran Reserva de Papel. El gobierno también recortó el presupuesto a SEMARNAT y a la CONANP.

“Tenemos tanta suerte de estar aquí, no solo por conocer y ser testigos de la biodiversidad. Por ser parte de esta era de conocimiento, porque podemos hacer la diferencia y cambiar las cosas. Todos podemos hacerlo, sobre todo los niños con conocimientos. Nadie en el pasado sabía lo que ahora nosotros sabemos y conocemos.

“Fidel Castro en Cuba ha sido un buceador. Y se ha interesado en proteger a las langostas, los tiburones, los peces, los corales. Y debo agradecer a Fidel Castro y no soy fan de su sistema político, por tomar acciones para proteger el patrimonio de vida de los cubanos. Es un regalo al mundo. Ese arrecife atrapa gran cantidad de CO2 de la atmósfera y ayuda a paliar el CC. Existe un video de gente saliendo de bucear en Cuba diciendo “la mejor buceada de mi vida”. A mí me preguntan cuál es la mejor buceada de tu vida y con Jean Michel Cousteau siempre contestamos la mejor buceada es la próxima, la que haré mañana aquí en Cozumel”

 

Te puede interesar

Chris Evans expresa amor por la perrita Frida

No cabe duda que la perrita Frida seguirá siendo tema del momento hasta que salve ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest