Miércoles , Septiembre 20 2017
Inicio / Salud / Retrato hablado: Nuevo villano en el mundo, al acecho; Aedes Aegypti, transmisor de enfermedades

Retrato hablado: Nuevo villano en el mundo, al acecho; Aedes Aegypti, transmisor de enfermedades

Es de origen africano, pero no necesita de visa ni pasaporte para viajar, así que se ha instalado prácticamente ya por todo el mundo.

 Con gusto por los climas tropicales y las zonas urbanas, su conducta sutil y astuta, junto con su extraordinaria capacidad de adaptación, lo han convertido en uno de los principales enemigos de la salud pública del mundo.

 Su protagónica intervención en las devastadoras epidemias de fiebre amarilla que se vivieron en África y América entre los siglos XVII y XX, es parte destacada de su curriculum, en el que ahora resalta también su participación en la dispersión de dengue, chikungunya y más recientemente zika.

 De tez negra, poseedor de una gran musculatura en su estructura torácica, pero con apenas un centímetro de tamaño y una vida máxima de un mes y medio,  tiene en jaque a los sistemas de salud mundial.

 Su nombre es aedes aegypti, el mosquito que más enfermedades arbovirales transmite al humano, siendo las hembras y no los machos las verdaderas responsables.

La que pica es la hembra porque necesita la sangre para tener suficientes nutrientes para sus huevecillos, mientras que los machos pueden alimentarse exclusivamente del néctar  de las flores”, explicó Humberto Lanz Mendoza, del Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP)

 El entomólogo de la Secretaría de Salud retrató los hábitos de esta especie: vive muy cerca de los humanos alrededor de las casas donde pueden obtener su alimentación sanguínea; su mayor nivel de actividad ocurre al atardecer, aunque en realidad nunca duermen.

 Los recipientes de agua les proporcionan condiciones ideales de vida y proliferación, pero no pueden resistir el frío intenso, ni sobrevivir a alturas  de más de mil 900 metros sobre el nivel del mar.

 Así que en México, el aedes aegypti habita en todos los estados, salvo en la Ciudad de México y Tlaxcala que tienen una elevación de más de 2 mil 200 metros

Hay que decir que el aedes aegypti es un mosquito extraordinario porque se ha adaptado a condiciones ambientales sumamente complicadas, tiene la capacidad de reproducirse rápidamente,  pero desgraciadamente es un excelente vector de dengue, chikungunya  y zika”, expuso Lanz Mendoza.

Brazos, tobillos y pies, enumeró,  son las partes del cuerpo que las hembras aedes aegypti  prefieren para alimentarse.

Hay olores que llegamos a producir y que los mosquitos detectan fácilmente con sus antenas, les gusta mucho, por ejemplo, el olor del sudor, el ácido láctico”, dijo

 El investigador describió al aedes aegypti como una especie astuta que se acerca al huésped desde la sombra cuando el viento sopla a su favor.

 Tienen una extraordinaria capacidad de acechar en el momento preciso para poder acercarse a su presa, como un águila”, comparó.

 Y es cuando pican a una persona infectada con algún virus como dengue, chikungunya o zika, cuando su intestino medio también se infecta.

Un mosquito infectado, queda infectado para todo su periodo de vida y puede, en promedio, estar picando a tres personas en ese periodo”, calculó el investigador del Instituto Nacional de Salud Pública.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un periodo de entre 8 y 12 días el virus se extiende hasta la glándulas salivales del mosquito, y tras dicho periodo de incubación son capaces de transmitirlo a las personas al picarlas.

Toman el virus, éste se replica en el intestino y luego se va a diseminar a todos sus órganos y tejidos, el mosquito intenta defenderse de la presencia viral porque también tiene un sistema inmunológico que lucha; sin embargo, son superados por el virus que llega hasta los tejidos, incluyendo la glándula salival, y una vez llegando hasta ahí, todo esta puesto para que en la alimentación sanguínea el mosquito transmita el virus”, detalló Lanz Mendoza

 Al dibujarlo por dentro, el entomólogo lo pintó como un mosquito con una gran complejidad de órganos que le permiten, por ejemplo, digerir la sangre que succionan, para poder absorber todos los nutrientes que requiere.

Al mismo tiempo estos mosquitos tienen un tejido que se llama membrana pleural que les va a permitir inflarse para tomar el máximo de sangre en cada alimentación”, agregó.

Sobre su cerebro, contó que, aunque es aparentemente sencillo, está formado por regiones conectadas hacia los ojos, que le dan una enorme capacidad visual, así como con las antenas, que es un sistema olfatorio y de percepción de olores.

Finalmente destacó que los mosquitos sí tienen corazón, un órgano que Lanz Mendoza ha visto múltiples veces en su laboratorio.

El corazón es un órgano muy importante en el mosquito, tienen mucho corazón, es un tejido extraordinario que está formado por un vaso que es un epitelio simple, pero que está rodeado de unos nefrocitos y poco se sabía de estos tejidos hasta que estudios del Instituto Nacional de Salud Pública han demostrado  que el corazón del mosquito también es un tejido inmune, el cual le permite enfrentar a los microorganismos a los cuales se ve infectado”, concluyó.

CARACTERÍSTICAS

  • De tez negra, posee una gran musculatura en su estructura torácica,
  • Apenas tiene un centímetro de tamaño y una vida máxima de un mes y medio.
  • El aedes aegypti es el mosquito que más enfermedades arbovirales  transmite al humano, siendo las hembras y no los machos, las verdaderas responsables.
  • Los machos pueden alimentarse exclusivamente del néctar  de las flores.
  • Es un mosquito extraordinario porque se ha adaptado a condiciones ambientales sumamente complicadas.
  •  Tienen una extraordinaria capacidad de acechar en el momento preciso para poder acercarse a su presa.
  • Hasta en 12 días el virus llega a la glándulas salivales del mosquito.

Especialistas aseguran que los recipientes de agua le proporcionan condiciones ideales de vida y proliferación, pero no puede resistir el frío intenso, ni sobrevivir a alturas de más de mil 900 metros sobre el nivel del mar; los males que transmite: dengue, chikungunya y zika

Fuente: Excélsior

Te puede interesar

Cofepris emite recomendaciones para evitar daños a la salud por eclipse solar

La Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest