Lunes , Mayo 29 2017
Inicio / Salud / Ignoran la diabetes

Ignoran la diabetes

Debido a que una gran parte de las personas hace caso omiso de los síntomas clásicos de la diabetes, hasta un 50 por ciento de quienes la padecen conocen un diagnóstico de forma tardía.

El especialista del IMSS, Miguel Escalante Pulido, indicó que, incluso, acuden cuando la enfermedad tiene hasta cinco o 10 años de evolución y ya ha arrojado los primeros síntomas más característicos de la enfermedad, como aumento significativo de la necesidad de micccionar, de la sed y del apetito.

El jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco advirtió que una de las razones es que la patología puede ser silenciosa en sus etapas tempranas.

Lo anterior significa, dijo, que aunque los niveles de glucosa en sangre rebasan los límites de la normalidad, el afectado no percibe cambios significativos en su estado de salud.

“Pasa desapercibida por un periodo de tiempo prolongado, porque si bien hay cifras que nos marcan que alguien puede tener la enfermedad después de presentar 125 de glucosa en sangre, las personas no sienten nada, la glucosa en cantidades muy altas en la sangre es muy peligrosa y empieza a dañar órganos vitales”, señaló.

Explicó que la diabetes es diagnosticada en una persona cuando se le detectan en sangre niveles de glucosa (hiperglucemia) por encima de 125 mg/dl, que es una medida la cual indica que en 1dl (decilitro) de suero o muestra hay una cantidad en mg (miligramos) del compuesto.

Añadió que hay tres clasificaciones de la enfermedad: tipo uno, que de se diagnostica en niños comúnmente hacia los ocho años de edad, caracterizada por una producción anormal de insulina en páncreas, por lo cual los pacientes son insulinodependientes y requieren del suministro de la sustancia para no caer en descompensaciones.

La tipo dos, relacionada con los malos hábitos alimenticios y al sedentarismo que conducen a la obesidad, aunado al factor genético, con antecedentes familiares de la enfermedad.

Y diabetes gestacional, que se produce durante el embarazo y puede elevar el riesgo de que la mujer desarrolle diabetes mellitus en un lapso no mayor a 10 años posteriores al alumbramiento.

Escalante Pulido dio a conocer que Jalisco se encuentra en los primeros estados a nivel nacional en incidencia de la enfermedad.

“En los últimos años ha habido un incremento importante, se considera que aproximadamente el 14 por ciento de la tasa de prevalencia actual es en nuestro estado, a nivel nacional más o menos estamos en el quinto lugar”, refirió.

El experto del IMSS Jalisco destacó que un cambio en los hábitos alimenticios y una rutina de ejercicio regular pueden contribuir hasta en un 60 por ciento a prevenir el desarrollo de diabetes en una persona.

Recordó que tener obesidad, sobrepeso o una circunferencia de cintura mayor a 80 centímetros en mujeres y 90 en hombres, eleva considerablemente el riesgo a padecer la enfermedad.

Destacó que el IMSS cuenta con programas como PrevenIMSS, que ayuda a detectar oportunamente la enfermedad, y del cual se desprende la estrategia educativa DiabetiMSS, diseñada para mejorar la calidad de vida del paciente ya diagnosticado con la enfermedad.

Por otro lado, la jefa de Trabajo Social de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 178, Silvia del Refugio Vázquez Lomelí, clínica pionera en el IMSS en implementar esta modalidad, subrayó que en el módulo DiabetIMSS se combinan las acciones de la consulta tradicional, con la consulta de grupo.

Añadió que se trata de un modelo de atención que se ha llamado la Clínica del Paciente Crónico. Los pacientes logran mejores niveles de control de la glucemia, la tensión arterial y los lípidos que con la consulta tradicional, requisito indispensable para prevenir las complicaciones crónicas.

Precisó que se citan grupos de 20 pacientes una vez al mes, para una sesión cuya duración es de dos a dos horas y media. En ese lapso se les brinda una plática y una dinámica de tipo educativo, posteriormente se abren preguntas y respuestas, finalmente cada paciente es derivado con el médico para revisión.

Para acceder al programa, los requisitos son primordialmente interés por parte del paciente, no tener complicaciones de la enfermedad o limitaciones para realizar actividad física, saber leer y escribir, no tener deterioro cognitivo y firmar un consentimiento informado, entre otros.

Vázquez Lomelí detalló que los módulos DiabetIMSS son conformados por un médico familiar, una enfermera general y una trabajadora social, además de un nutricionista de apoyo. El programa tiene una duración de un año.

A partir de su implementación en esta UMF en el 2009 y a la fecha se han integrado dos mil 799 pacientes a DiabetIMSS, han egresado 175 grupos y un total de mil 885 han sido capacitados en el programa.

Fuente: El Informador

Te puede interesar

Apple Watch detectará niveles de azúcar en la sangre

  La nueva version del Apple Watch se espera para este mismo año, y de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest