Jueves , Julio 27 2017
Inicio / Salud / Demasiada azúcar puede deteriorar la capacidad intelectual

Demasiada azúcar puede deteriorar la capacidad intelectual

Investigadores de la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA) en Estados Unidos revelaron reciente en un estudio realizado con ratas de laboratorio que el consumo excesivo de azúcar en la dieta diaria puede deteriorar la capacidad intelectual.

Los especialistas norteamericanos alimentaron durante seis semanas a dos grupos de ratas con agua corriente y una solución líquida de almíbar de maíz rico en fructuosa, ingrediente muy habitual en las comidas procesadas.

A uno de los grupos de roedores se le dio como suplemento, además, ácidos ricos en grasas omega 3 que estimulan el cerebro, en forma de ácido docosahexanoico (DHA) y aceite de linaza, y al otro grupo de ratas no.

Antes de que comenzase la dieta rica en bebidas azucaradas, las ratas habían sido sometidas a una sesión de entrenamiento de cinco días en un complejo laberinto. Y se les volvió a plantear el mismo desafió después de haber sido alimentadas con la solución azucarada para ver cómo les iba.

“Los animales que no recibieron DHA eran más lentos y sus cerebros mostraron un descenso en la actividad sináptica”, afirma Fernando Gómez-Pinilla, profesor de neurocirugía de la Escuela de Medicina de UCLA.

“Sus células cerebrales tenían problemas enviándose señales, lo que alteró la capacidad de las ratas para pensar claramente y recordar la ruta que habían aprendido seis semanas antes”.

Una observación más profunda de los cerebros de las ratas reveló que aquellos que no recibieron los suplementos de DHA también dieron signos de desarrollar resistencia a la insulina, una hormona que controla el azúcar en la sangre y regula funciones cerebrales.

“Debido a que la insulina puede penetrar la barrera sanguínea del cerebro, la hormona puede dar señales a las neuronas para provocar reacciones, que alteran el aprendizaje y pueden causar pérdida de la memoria”, explicó Gómez-Pinilla.

En otras palabras, tomar demasiada fructosa podría interferir la capacidad de la insulina para regular cómo las células usan y acumulan azúcar, lo que es necesario para procesar los pensamientos y las emociones.

“La insulina es importante en el cuerpo para el control del azúcar en sangre, pero puede adoptar un papel diferente en el cerebro, en el que la insulina parece interrumpir la memoria y el aprendizaje”, afirmó.

“Nuestro estudio muestra que las dietas ricas en fructosa dañan tanto el cerebro como el cuerpo. Esto es algo nuevo”.

El almíbar de maíz rico en fructosa se encuentra de manera común en la soda, condimentos, comida para niños, salsa de manzana y otros snacks procesados.

El ciudadano estadounidense medio consume 18 kilogramos de almíbar de maíz rico en fructosa por año, según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Fuente: Ciudadanía Express

Te puede interesar

ISSSTE mejora su percepción en áreas de urgencias gracias al programa “Trato para un buen trato”

A poco más de un año del arranque del programa “Trato para un buen trato”, ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest