lunes , septiembre 25 2017
Inicio / Medio Ambiente / En Temporada de Huracanes, la prevención el mejor aliado para salvar vidas

En Temporada de Huracanes, la prevención el mejor aliado para salvar vidas

De manera oficial, el 15 de mayo iniciará el periodo en el Pacífico Oriental y el 1 de junio en el Atlántico, para concluir el 30 de noviembre, cuyas fechas delimitan de manera convencional el período de cada año, cuando la mayoría de estos fenómenos climatológicos se forman en el Océano Pacífico.

Un ejemplo de atemporalidad, recordemos la Depresión Subtropical 1, que se formó en el Océano Atlántico Norte el pasado 19 de abril, a cuatro mil 700 kilómetros de las costas de Quintana Roo.

Para tratar el tema de la prevención, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos llevará a cabo la Semana de Preparación para esos meteoros, del 7 al 13 de mayo próximos con la finalidad de prevenir desastres.

Los ciclones tropicales se encuentran entre los fenómenos más poderosos y destructivos de la naturaleza. La población que vive en una zona propensa a los ciclones, huracanes o tifones, nombre que se le da de acuerdo a la región donde se generen, debe estar preparada.

Incluso áreas muy alejadas de la costa pueden verse amenazadas por inundaciones peligrosas, vientos destructivos y tornados de estas tormentas.

En este caso, el Servicio Meteorológico Nacional y el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emiten oportunamente avisos, relojes, pronósticos y análisis en condiciones climáticas tropicales peligrosas.

Debido a que el ritmo natural de las estaciones se ha modificado por el cambio climático y con ello la frecuencia y magnitud de los fenómenos hidrometeorológicos, autoridades recomiendan extremar precauciones en temporada de tormentas.

Además de sugerir a la población mantenerse informado de los reportes climatológicos, Protección Civil destaca la importancia de atender las recomendaciones en caso de fuertes lluvias, las cuales son más copiosas y atípicas, lo que implica inundaciones notables.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en los próximos decenios, el clima continuará su tendencia de cambio en la medida en que la atmósfera acumule los gases de efecto invernadero que atrapan el calor generado por las actividades humanas.

De esta forma, en época de lluvias, las autoridades de los tres órdenes de gobierno refuerzan sus acciones ante la presencia y evolución de fenómenos que puedan poner en riesgo a la población y, en consecuencia, instrumentan los protocolos de actuación.

En su cuenta @PcSegob en Twitter, el Sistema Nacional de Protección Civil difunde una serie de sugerencias para los automovilistas y para la población en general ante posibles inundaciones en temporada de lluvias.

Para prevenir contratiempos en su desplazamiento por la ciudad o en carretera con el pavimento mojado, la dependencia recomienda reducir la velocidad del vehículo y que todos los pasajeros usen el cinturón de seguridad.

-Además, invita a no cruzar la crecida de ríos, arroyos y vados, y evitar estacionarse a la orilla de los ríos para no ser sorprendidos por una súbita crecida del agua.

Para llegar sin incidentes a su destino, Protección Civil recuerda a los conductores la importancia de encender las luces intermitentes y mantener en buenas condiciones los limpiadores y parabrisas del vehículo para tener buena visibilidad.

Por caída de granizo, se sugiere a los automovilistas conservar la calma, evitar frenar de forma brusca, disminuir la velocidad lentamente y circular con mayor distancia entre autos, y de ser necesario, detenerse lejos de calzadas y sólo en zonas permitidas.

Una vez que pase la tormenta, la autoridad destaca la necesidad de que la población retire el exceso de granizo de los techos para evitar su desplome, así como despejar alcantarillas y drenaje.

Ante los riesgos de inundaciones y de inestabilidad en laderas, sugiere elaborar un plan de evacuación y con ayuda de Protección Civil, identificar los lugares seguros.

También debe revisar las obstrucciones de sumideros y otras estructuras que impidan el desagüe de agua de lluvia, localizar lugares altos y rutas para llegar al refugio temporal y guardar documentos importantes en bolsas de plástico selladas.

Deben almacenar agua, alimentos enlatados, impermeables y botas e informar a las autoridades de los cambios en los ríos y quebradas, como el olor y el aumento o disminución del flujo de agua.

Protección Civil subraya la importancia de revisar puertas, muros, techos y pisos para detectar posibles agrietamientos, expansiones o abultamientos en la base, y revisar si árboles o postes están inclinados o con riesgo de caer.

En caso de fuertes vientos, apunta, la población debe mantenerse alejada de balcones y ventanas los objetos que pueden ser derribados por el aire; apartarse de cableado eléctrico, árboles y espectaculares, y asegurar los techos de lámina, puertas, ventanas y toldos que estén en el exterior.

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), en México se producen 86 mil toneladas de basura al día, de las cuales 87 por ciento está en basureros y 13 por ciento en la calle, lo que provoca 50 por ciento de los encharcamientos.

Aunado a todos estos aspectos, las lluvias también conllevan infecciones respiratorias y de la piel, sobre todo en menores de edad.

Como prevención, recomienda no permanecer bajo la lluvia, evitar mojarse o conservar la ropa húmeda, y tomar un baño de tener contacto con agua contaminada, pues en ocasiones deriva en padecimientos mucho más graves.

Fuente: Terra

Te puede interesar

¿Dónde está el mar? Irma seca playas a su paso

Un sorpresivo efecto tuvo el paso del huracán Irma por Bahamas y pese a que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest