miércoles , octubre 18 2017
Inicio / En Contexto / ¿Dónde está la Unión Europea tras la salida del Reino Unido?

¿Dónde está la Unión Europea tras la salida del Reino Unido?

fco fonsecaFrancisco Fonseca Notario

 

 

 

Luego de que el pasado 23 de junio el referéndum arrojó el “Sí” a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, diversos medios de comunicación y analistas han empezado a fijar posiciones y opinar según las encuestas.

En Inglaterra, los analistas sostienen que los índices económicos del país están decayendo mucho más rápido de lo que lo hicieron cuando sufrieron la crisis financiera de 2008-2009, luego de que el banco estadounidense Lehman Brothers quebrara.

La Confederación de Contratación y Empleo (Recruitment & Employment Confederation o REC) ratifica lo mismo y objetivamente lo manifiesta.

Esta confederación es un organismo británico que representa a las empresas del sector privado de la contratación y que cuenta entre sus miembros a más de ocho mil agencias y empresas de todos los sectores, así como a seis mil profesionales del sector a través del Instituto de Profesionales de la Contratación.

La Confederación actúa como interlocutor con el gobierno y trabaja para defender los intereses del sector y, en general, mejorar el mercado laboral.

Durante el mes de julio los empleos fijos en el Reino Unido han sufrido su peor caída desde 2008-2009.

Por supuesto que para Kevin Green, consejero delegado de la REC, no existe lugar a duda de que la situación actual se atribuye “a las turbulencias económicas provocadas por el Brexit”.

Green ha indicado que ahora las empresas más enfocadas en contratar empleados a corto plazo porque no saben qué ocurrirá con el futuro económico nacional, ya que no tendrán los beneficios de pertenecer al bloque regional.

El estudio de la REC detalló que el peor panorama en este ámbito es para Londres, en donde el empleo temporal registró su mayor retroceso en más de siete años.

No obstante, aunque para Green el mercado laboral está emitiendo “señales alarmantes”, es inapropiado sacar conclusiones por los datos obtenidos en un solo mes de estudio.

“La realidad es que no sabemos todavía cuáles serán las consecuencias del resultado del referendo en el empleo británico”, concluyó.

Por otra parte, y viendo la situación desde un punto de vista distinto, el sector turístico sí está aprovechando los efectos dejados por el Brexit.

En los 30 días posteriores a la histórica votación, el número de reservas de viajes aumentó un 4.3 por ciento, frente a la caída del 2.8 registrada en el mes anterior al referéndum, según los datos recabados por ForwardKeys, que analiza 14 millones de reservas de viajes al día para establecer patrones futuros.

ForwardKeys es una consultora especializada en estudios de turismo que analiza datos reales de reservas de vuelos hechas mediante sistemas globales en todo el mundo y puede comparar datos históricos, actuales e incluso los futuros según las reservas realizadas.

La fuerte devaluación de la libra desde el resultado electoral del 23 de junio ha impulsado el aumento de reservas internacionales. La moneda británica ha llegado a acumular una caída de 10 por ciento frente al euro y de 13 por ciento respecto al dólar estadunidense desde entonces.

Las contrataciones de viajeros europeos crecieron 5.2 por ciento, mientras que las procedentes desde los Estados Unidos se dispararon un 9.2 por ciento, animadas por la libra barata.

Hay otro motivo importante que menciona la compañía y que tiene que ver con factores geopolíticos, como los recientes atentados terroristas en Francia y Bélgica, como elementos que han impulsado las reservas de viajes hacia Reino Unido.

La economía británica se encuentra bajo los efectos del shock dejado por la victoria del Brexit y los últimos datos publicados abren la puerta a que la economía caiga en una recesión en los últimos meses del año.

Los tres principales sectores económicos británicos (los servicios, la industria y la construcción) han registrado desplomes no vistos desde ya mencionada crisis financiera de 2008-2009.

Sin embargo, el Banco de Inglaterra aseguró la semana pasada que no caerá en recesión, aunque el crecimiento será muy débil. El banco central británico aprobó la semana pasada un nuevo paquete de estímulos monetarios para reanimar la economía.

Los economistas de la empresa financiera JPMorgan, en cambio, son bastante más pesimistas. En un informe publicado esta semana, los analistas del banco estadunidense pronostican que el PIB de Reino Unido caerá 0.5 por ciento en el tercer trimestre del año.

La libra esterlina vivió de nuevo una oleada de ventas en los mercados de divisas en días recientes y se sitúa a un paso de perder la frontera de los 1.30 dólares en su cruce con la moneda estadunidense.

Como señala Sam Lynton-Brown, estratega de divisas en BNP Paribas de Francia, la libra se ha depreciado contra los 16 pares de divisas principales este año y las perspectivas para el resto del año son aún más pesimistas para la libra.

Los analistas consultados por Bloomberg creen que la libra acabará el año en los 1.26 dólares.

Lynton-Brown sostiene que el Banco de Inglaterra está “alimentando” la debilidad de la libra con sus políticas.

En la última reunión, la máxima institución monetaria británica decidió bajar los tipos de interés en 25 puntos básicos después del primer movimiento de la entidad desde 2009.

Te puede interesar

Listo plan de movilidad rumbo a la Fórmula 1 Gran Premio de México 2017

El gobierno de la Ciudad de México pondrá en marcha un plan estratégico de movilidad ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest