sábado , septiembre 23 2017
Inicio / Salud / Lo que comes en el embarazo condiciona la salud de tus hijos, nietos y bisnietos

Lo que comes en el embarazo condiciona la salud de tus hijos, nietos y bisnietos

Como explica Kelle H. Moley, directora de esta investigación publicada en la revista Cell Reports, “nuestros resultados indican que la obesidad de la madre puede deteriorar la salud sus descendientes a lo largo de varias generaciones. Un aspecto muy a tener en cuenta dado que, por lo menos en Estados Unidos, más de dos terceras partes de las mujeres en edad reproductiva tienen sobrepeso u obesidad”.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores sometieron a un grupo de ratones hembra a una dieta con un 60% de grasas y un 20% de azúcares desde 6 semanas antes de la gestación y hasta el momento del destete de su camada. Un tipo de alimentación que, como alerta Kelle Moley, “imita mucho a la dieta occidental. Básicamente, es como alimentarse con comida rápida todos los días”.

Sin embargo, los ratones de la nueva camada fueron alimentados con una dieta estándar para este tipo de roedores, con un alto contenido proteínico y unos bajos niveles de grasas y azúcares. Sin embargo, el mal ya estaba hecho. Los ratones de la primera, segunda y tercera generación –esto es, los biznietos de los ratones hembras ultraalimentadas– desarrollaron resistencia a la insulina y otros problemas metabólicos, por lo que presentaban un riesgo significativamente elevado de desarrollo de enfermedades como las cardiovasculares o la diabetes tipo 2.

La obesidad y sus trastornos metabólicos asociados de la madre pueden heredarse a través del ADN de las mitocondrias presentes en el óvulo no fertilizado.

En palabras de Kelle Moley, “nuestros resultados son los primeros en demostrar que los ratones hembra con síndrome metabólico pueden transmitir mitocondrias disfuncionales a través de la línea consanguínea femenina hasta la tercera generación. Y lo que es más importante, nuestro trabajo muestra que los óvulos pueden transportar información para la programación de una disfunción de las mitocondrias a lo largo de todo el organismo”.

Los resultados parece que no solo son aplicables, sino que incluso resultan más graves.

“Es importante tener en cuenta que en los humanos, en los que las dietas de los niños son muy similares a las de sus padres, los efectos del síndrome metabólico maternal podrían ser incluso mayores que los observados en nuestro modelo animal”.

Sea como fuere, concluye la directora de la investigación, “es crucial que la alimentación sea adecuada. Nuestra dieta ha ido empeorando en las últimas décadas, en parte debido a los alimentos procesados y a la comida rápida. Y ya estamos viendo los efectos en la actual crisis de obesidad. Y la investigación, entre la que se incluye nuestro estudio, apunta a una mala nutrición de las madres y a una predisposición a la obesidad”.

Fuente: Diario Panorama

Te puede interesar

Sin brotes epidemiológicos en Chiapas y Oaxaca tras sismo: Mikel Arriola

En Chiapas y Oaxaca no se han registrado brotes epidemiológicos tras el sismo ocurrido el ...

Un comentario

  1. O sea, si una joven embarazada decide alimentarse perfectamente bien por su salud y la de su bebé, vale grillo, sólo porque ella es hija o nieta de mujeres que se alimentaron mal en sus embarazos ????…
    Que rara investigación, que hasta puede influir negativamente en el buen propósito de las nuevas embarazadas… O que no ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest