martes , octubre 17 2017
Inicio / Medio Ambiente / El Papa junta a 65 alcaldes para hablar de cambio climático

El Papa junta a 65 alcaldes para hablar de cambio climático

Apenas un mes después de publicar su encíclica sobre ecología –en la que vinculaba el cambio climático al aumento de la desigualdad–, el papa Francisco ha reunido en el Vaticano a 65 alcaldes de grandes ciudades para debatir sobre el cambio climático y las nuevas fórmulas de esclavitud

Durante su turno de 10 minutos, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, pidió un debate sobre las causas del consumo de prostitución entre los jóvenes. Carmena aseguró que se trata de un debate vivo en los colegios pero que la sociedad esconde: “Entre los muchachos se suscita el tema de por qué uno va de putas, por qué uno acepta la prostitución, etc…”. La alcaldesa de Madrid dijo también que “no se puede desglosar” el cumplimiento de los derechos humanos con la lucha contra la corrupción: “La corrupción política lo que hace es plantear dos sociedades diferentes: la aparente o formal y la real”.

“Si queremos evitar el terrible crimen de la esclavitud sexual”, añadió Carmena, “tenemos que reflexionar con sinceridad sobre las causas”. La temática del foro –el cambio climático y las nuevas formas de esclavitud– fue expresamente sugerida por el papa Francisco al secretario de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo. Según el Vaticano –en línea con lo expresado por Bergoglio en su reciente encíclica sobre ecología–, los dos fenómenos están estrechamente ligados, por cuanto “el calentamiento global es una de las causas de la pobreza y de las migraciones forzadas”, circunstancias que favorecen “la trata de personas, el trabajo forzado, la prostitución y el tráfico de órganos”. En el encuentro participan, entre otros, los alcaldes de Nueva York, París, México o Bogotá. Los regidores firmarán luego una declaración conjunta con las conclusiones del foro.

El foro fue abierto con el testimonio de dos jóvenes mexicanas, Karla Jacinto y Ana Laura Pérez, que narraron su experiencia de esclavitud. La primera explicó que, tras una infancia terrible dentro de su propia familia –”mis hermanos me violaban y mi madre me odiaba”–, se enamoró de un joven que la obligó a prostituirse durante años: “Incluso después de dejarme embarazada, tuve que prostituirme hasta los ocho meses de gestación”. Ana Laura Pérez explicó con detalle la forma en qué fue esclavizada en un taller de sastrería. Dijo que, hasta que consiguió escapar y denunciar su situación, recibió golpes, vejaciones, falta de alimentación y hasta fue encadenada para que no se separara del puesto de trabajo.

Fuente: El País

Te puede interesar

Retrocedimos 30 años. Por Rodrigo Navarro

Rodrigo Navarro         “Estar en el agua con las ballenas jorobadas y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest