lunes , octubre 23 2017
Inicio / Autos / Las mujeres de la Fórmula 1

Las mujeres de la Fórmula 1

La historia de las mujeres en la Fórmula 1 es breve. Durante décadas ha sido un deporte de hombres, con pocas mujeres en papeles importantes o detrás del volante.

Solo seis mujeres han conducido durante los fines de semana del gran premio y, de ellas, solo dos han participado en la carrera; Lella Lombardi, de Italia, fue la última. Esto fue hace más de 40 años. Sin embargo, afuera de la pista, las cosas están empezando a cambiar. Monisha Kaltenborn se convirtió en la primera jefa de equipo cuando dirigió al equipo Sauber. Aunque el mes pasado se retiró, tras ella se encuentra una generación de talento femenino.

Claire Williams es la jefa adjunta del equipo Williams, Ruth Buscombe es ingeniera sénior de estrategia en el equipo Sauber; Bernadette Collins ocupa un papel similar en Sahara Force India, y Marga Torres Díez es una ingeniera de unidad de potencia en pista que trabaja con los motores ganadores de campeonatos que produce Mercedes-AMG High Performance Powertrains.

En las escuadras de los equipos, cada vez más mujeres ocupan puestos en aerodinámica, compuestos y dinámica de vehículos. Sin embargo, las pilotos todavía no son comunes.

El automovilismo es un juego de cantidades. Miles de niños y niñas en todo el mundo comienzan a practicar karting cada año, y mientras que van avanzando en su camino profesional, resulta que solo hay 20 conductores en la cima de la pirámide internacional de conductores individuales de Fórmula 1, lo cual dificulta el éxito para ambos sexos.

“La cifra base de mujeres sigue siendo muy baja”, dijo Michèle Mouton, expiloto del Campeonato Mundial de Rally y presidenta de la Comisión de la Mujer de la Federación Internacional de Automovilismo. “Debemos promover más en todas las áreas, entonces tendremos una mayor cantidad de mujeres involucradas en todas las áreas del automovilismo, incluyendo la competencia”.

En los primeros años de las carreras consideradas grandes premios, cuando el acceso a los deportes de motor estaba tan restringido por el poder adquisitivo como lo está actualmente, las competidoras no eran tan escasas. El automovilismo como pasatiempo para las clases altas generó un pequeño círculo de competidoras exitosas en las décadas de 1920 y 1930, y los fabricantes de la época no ignoraron las oportunidades de promoción.

Invicta, una marca automovilística de la época, eligió a Violette Cordery —piloto de carreras y poseedora del récord de conducción a distancia— para publicitar sus autos con acrobacias. Para probar la confiabilidad de la marca, ella condujo de Londres a Montecarlo en tercera velocidad y también realizó un viaje alrededor del mundo en 1927, durante el cual manejó más de 16.000 kilómetros en cinco meses.

Danica Patrick, de las carreras de autos IndyCar y Nascar, ha demostrado lo comercializable que puede ser una mujer al volante. La reputación de Patrick puede que supere sus resultados en las carreras, pero su presencia en el deporte ha aumentado la conciencia global sobre Nascar.

 

Actualmente, la Fórmula 1 no cuenta con este tipo de modelos a seguir tras el volante, pero el deporte tiene en la mira a la colombiana Tatiana Calderón, de 24 años, que corre en GP3 y es piloto de desarrollo para el equipo Sauber de la Fórmula 1; y a Marta García, de 16 años, quien ahora está en su primera temporada de carreras de monoplazas con MP Motorsport en el Campeonato de España de la Fórmula 4.

Durante el Gran Premio de Gran Bretaña de 2014, Susie Wolff se convirtió en la primera mujer que ha participado en los últimos 22 años en un fin de semana de grandes premios de la Fórmula 1, cuando condujo en representación de Williams durante una sesión de práctica. Wolff era piloto de desarrollo del equipo y nunca había conducido el coche en este tipo de sesiones.

Pero el impacto de Wolff en el futuro de las mujeres del automovilismo se ha extendido mucho más allá del tiempo que estuvo tras el volante, durante sus siete años de carreras en el campeonato Deutsche Touring Masters, o DTM, o las cuatro temporadas que pasó con Williams. Es embajadora de la Comisión de la Mujer de la FIA, y fundó Dare to Be Different, que tiene como objetivo inspirar a las jóvenes interesadas en tener una carrera en el automovilismo, pues proporciona oportunidades de tutoría y redes de trabajo.

“No solo se trata de encontrar a la próxima piloto de carreras con talento”, dijo Wolff. “Se trata de abrir las diferentes disciplinas, para que estas jóvenes entiendan que está mal la idea de que el automovilismo es solo para los chicos. Hay muchas mujeres exitosas. Dare to Be Different se trata de que entiendan que el mundo está abierto para ellas, que hay oportunidades”.

El programa de Wolff no es el único destinado a promover carreras para mujeres en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, o CTIM, en el automovilismo. La Comisión de la Mujer de la FIA tiene alianzas con 76 clubes afiliados, para promover el automovilismo como una opción de carrera y brindar apoyo y capacitación a las jóvenes conductoras.

La Fórmula 1 también tiene su propio programa internacional CTIM: F1 in Schools, el cual está dedicándose con gran empeño a captar chicas para que exploren carreras en la ciencia y la tecnología aprovechando la emoción y el glamur de la Fórmula 1. Este programa también proporciona los fundamentos de todas las áreas de este deporte, incluyendo la imagen de marca (branding, en inglés), los patrocinios, la ingeniería y el diseño.

Este cambio proviene de las escuelas y de un esfuerzo al interior del deporte para promoverlo como una carrera viable para las mujeres.

“Debemos salir y asegurarnos de que estamos promoviendo de manera más activa la Fórmula 1 como una opción de carrera profesional para las estudiantes, ya sea que se trate de educación básica, media o superior”, dijo Claire Williams, del equipo Williams.

“Williams en particular hace mucho en ese campo: diferentes academias, diferentes premios de ingeniería”, dijo. “Lo que estamos viendo ahora es que más mujeres se acercan y se postulan a los puestos que tenemos en las academias, dentro de la formación de ingeniería. De hecho, el año pasado hubo más mujeres aspirantes que hombres para la Randstad Williams Engineering Academy”.

Chloe Targett-Adams, directora global de Relaciones Comerciales y de Promotores de la Fórmula 1, dijo: “Comencé a trabajar en la F1 hace casi ocho años, después de haber adquirido experiencia en derecho civil, y una de las cosas que realmente me sorprendió y me interesó de este trabajo cuando me postulé, fue que sería la primera vez que trabajaría directamente con un gran equipo de mujeres”.

“A lo largo de los últimos ocho años dentro de nuestro negocio hemos visto una mayor diversidad de talento de mujeres jóvenes que se unen a muchas de nuestras funciones comerciales”, dijo.

Entre bambalinas, las mujeres han desempeñado un papel desde hace mucho tiempo en la Fórmula 1. Bernie Ecclestone, que encabezó este deporte hasta 2016, cuando fue comprado por Liberty Media Corporation, tenía un círculo íntimo de abogados encargados de administrar la organización, la transmisión y la promoción de cada carrera; este círculo estaba formado en su mayor parte por mujeres.

Kate Beavan se unió a Formula One Management en 2003 como abogada comercial y ahora es directora mundial de Hospitalidad y Experiencias.

“Bernie te daba espacio para crecer y lo hacía de una manera muy silenciosa”, dijo Beavan. “Si creías firmemente que necesitabas hacer algo en el negocio o querías hacer algo y defendías tu caso, él te dejaba crecer en todas las direcciones sin hacer alarde”.

“La Fórmula 1 es bastante meritocrática”, dijo Beavan. “Si ven que estás haciendo un buen trabajo, en realidad no les importa si eres una jirafa rosa; ellos te apoyarán”.

En un mundo donde los resultados son todo, la ejecución es más importante que el empaque. Francesca Venturi, diseñadora de chasís de Ferrari, dice que las metas comunes de un equipo superan cualquier diferencia.

“Todos compartimos la misma pasión, hombres y mujeres”, dijo. “Esto es importante desde el punto de vista técnico: todos trabajamos para diseñar y producir un auto veloz, y eso es lo importante”.

Fuente: NYTimes

Te puede interesar

De la tragedia a la oportunidad: ¿cómo reconstruir la CDMX?

Axel Escalante, de 34 años, recorre lo que hasta hace unas horas fue su hogar: ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest