viernes , octubre 20 2017
Inicio / Internacional / Inédita manifestación masiva de apoyo a Macri

Inédita manifestación masiva de apoyo a Macri

El entorno de Mauricio Macri andaba muy preocupado en las últimas semanas porque el presidente había “perdido la calle”, un término que en Argentina indica que las cosas empiezan a ponerse complicadas para el Ejecutivo.

Grupos de fieles al Gobierno convocaron a través de las redes sociales una manifestación “por la democracia” y a favor del presidente este sábado, y los principales dirigentes del macrismo se desvincularon ante la posibilidad de que fuera un fracaso. Pero, contra todo pronóstico, fue un rotundo éxito: en varias ciudades argentinas se armó la primera movilización masiva a favor de Macri.

Las espectaculares imágenes de la plaza de Mayo y otros lugares importantes del país tomados por personas que reclamaban que dejen gobernar al actual presidente suponen un espaldarazo inesperado para él a pocos días de la primera huelga general que sufrirá en su mandato, convocada para el próximo jueves.

Macri y su Gobierno insistieron durante los últimos días en que ellos no eran los convocantes y buscaron desvincularse, pero el éxito sin duda será aprovechado para calmar a una parte importante de sus votantes, inquietos ante la posibilidad de que el Gobierno pierda las próximas elecciones de octubre sobre todo porque la economía está tardando en recuperarse mucho más de lo previsto.

Con la marcha recién concluida, Macri ya empezó a apuntarse al entusiasmo en twitter: “sí se puede, juntos estamos cambiando”, escribió con una foto de la masiva concentración de fondo. Poco después publicó un vídeo en el que se confesaba “emocionado” y lanzaba una pulla contra los peronistas. Aseguró que la gente había acudido “espontáneamente, desde el corazón, sin que haya habido colectivos ni choripán”. Los macristas siempre sostienen que las movilizaciones peronistas, con una fuerte presencia de clase media-baja, se llenan gracias a que les pagan el transporte y la comida, algo especialmente ofensivo para los militantes de este grupo.

El mes de marzo fue muy duro para el Gobierno argentino, con movilizaciones y protestas casi diarias. Pero abril empieza de una manera completamente diferente. Los analistas argentinos asumen que la calle es de los justicialistas y que Macri se mueve mejor en otros sectores de clase media menos dispuestos a salir a protestar. Pero la realidad desmintió esta idea.

Los peronistas, cada vez más animados ante el éxito de las últimas manifestaciones convocadas contra el Ejecutivo, en especial la de apoyo a la huelga de maestros, estaban ya preparados para ridiculizar la marcha macrista. Algunos dirigentes kirchneristas empezaron a enviar fotos de un supuesto fracaso pocos minutos después de que empezara la protesta. Pero las calles rápidamente empezaron a llenarse muy por encima de cualquier previsión.

No fue, ni mucho menos, la mayor marcha que han visto esas plazas, acostumbradas a movilizaciones espectaculares. Pero, como se esperaba un fiasco, el éxito fue mucho mayor por imprevisto.

“No vuelven más”, gritaba la gente en referencia a Cristina Fernández de Kirchner, contra la que llegaban insultos fuertes. “Sí se puede”, cantaban, el lema macrista por excelencia. “Democracia para todos”, se leían en alguna pancarta. “Argentina libre y democrática de pie”. “Viva la democracia, dejen gobernar”, gritaban otros. La clave es este último mensaje. Muchos macristas creen que se está preparando la caída del presidente desde las calles. Y salieron a protegerlo.

Para los argentinos, acostumbrados a que la política se realice en la calle con marchas peronistas que marcan la agenda, fue una protesta un tanto extraña. Nada que ver con las protestas de la oposición. Sin banderas, sin las enormes pancartas de las agrupaciones de distintos sindicatos y facciones en los que está dividido el movimiento peronista, sin un escenario, sin líderes, sin manifesto, sin cabecera. Sin principio ni final.

No había un solo político conocido en la marcha, con la clara intención de mostrar que era una movilización autoconvocada. Además de pequeñas pancartas hechas a mano, solo había banderas argentinas. Los ciudadanos simplemente se concentraron en las calles, cantaron el himno argentino, lanzaron gritos contra Fernández de Kirchner, a favor de la democracia y de apoyo al macrismo. Y de paso deslizaron un mensaje al Gobierno para que tome una posición más dura frente a la oposición y se atreva a entrar al choque político.

En las calles de Buenos Aires la protesta estaba dominaba por la clase media urbana que fue la clave de la victoria de Macri en 2015, donde logró de forma inesperada derrotar al peronismo gracias sobre todo al deseo de cambio de la sociedad después de trece años de kirchnerismo. Las encuestas detectan que el presidente está perdiendo apoyos, en especial por la mala situación económica y algunos errores y escándalos importantes que afectan a su propia familia, pero sigue conservando un respaldo cercano al 50% que lo convierte en uno de los líderes más apoyados de América Latina. Este espaldarazo, sumado a la división de la oposición, le dan mucho oxígeno para seguir.

Muchos pensaban que con la llegada de Macri se acabó la tradición de que la política argentina se hacía en la calle, en un lado y otro, pero los ciudadanos han roto esa idea y han demostrado que en este país, acostumbrado a movilizaciones masivas desde hace 70 años y con un nivel de politización entre los más altos del mundo, casi todo se sigue resolviendo con miles de personas concentradas en la plaza de Mayo, ese lugar emblemático donde se escribió toda la historia reciente argentina, donde está la Casa Rosada, sede del Gobierno.

Fuente: El País

Te puede interesar

España tiene que hacer frente a un inaceptable intento de secesión: Felipe VI

El Rey ha destacado durante su discurso en la entrega de los Premios Príncesa de ...

Un comentario

  1. Los adolescentes de pueblos vulnerados se preguntan ¿Después de la Secundaria que somos? ¡Pordioseros de la educación! Porque no hay continuidad para seguir estudiando una carrera de Tecnicatura Superior Universitaria. De la Educación al Trabajo. Aprobado por el Consejo Federal de Educación. Título Nacional. Ley 26 206 de Educación Argentina ¡Cumplan con lo prometido! ¡Queremos educación Tecnicatura Superior Universitaria!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest