miércoles , octubre 18 2017
Inicio / Medio Ambiente / Cuando Puebla fue el Océano Secreto

Cuando Puebla fue el Océano Secreto

RODRIGO NAVARRO Desde Cozumel

RODRIGO NAVARRO

Hace 105 millones de años la sierra de Puebla era apenas unos cuántos islotes que sobresalían del mar que la rodeaba. Existía, como en casi todo el planeta una gran barrera arrecifal con una gran diversidad de organismos.

La tierra firme fue hace unos 300 millones de años un supercontinente, Pangea. Este comenzó a fracturarse hace 200 millones de años, para la época que mencionamos la placa que contenía al continente americano ya se había separado y el centro de nuestra república se encontraba sumergida bajo el mar. Los orales dominaban la vida en el planeta.

En 1959 Don Miguel Aranguthy y su esposa Matilde Contreras trataban de arreglarse para mantener a su familia. Eran campesinos pobres en unas tierras más yermas aun. Así que decidieron sacar provecho de las barrancas de Tlayúa, Pue. en donde existían canteras de laja que servían para la construcción por su vistoso color rojizo. Encontraron fósiles, miles de ellos. Uno de sus hijos Félix, entendió la importancia del hecho y se puso a estudiar sobre palentología. Tomó tal expertise que el consejo de la Sociedad Paleontológica les entregó a Don Miguel y a su hijo el premio Harrell L. Strimple por su aportación y conocimientos paleontológicos.

 

Descubrieron cerca de 6 mil fósiles en excelente estado de conservación (más de 100 grupos taxonómicos), cinco mil de los cuales (la mayoría animales marinos: peces, foraminíferos, gorgónidos, equinodermos, olotúridos, etc.)fueron entregados al Instituto de Paleontología de la UNAM para su clasificación y estudio (con edades entre los 500 y los 100 millones de años) y los restantes se quedaron en un Museo Regional de Talyúa que en convenio con la universidad se construyó. Recientemente el museo fue robado y saqueado sin que la autoridad tomara cartas en el asunto.

El Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla, CONCYTEP presenta la ultima película de Jean Michel Cousteau El Ocean Secreto, el hijo del Capitán en el planetario de Puebla. Fue la primera ciudad en Latino America en compararla y presentarla. Se filmó en formato IMAX y presenta detalles maravillosos de la fauna marina que solo este tipo de formato permite. Estará en exhibición hasta abril de año próximo, si puede le recomiendo verla querido lector en su próxima visita a Puebla.

Para una función de gala en donde interactuó con cerca de 200 jóvenes de secundarias locales que al final le preguntaron sobre la película y su trabajo al famoso ecologista francés, Jean Michel fue invitado por el CONCYTEP durante tres días que nos pasaron como un suspiro en una visita a la Angelópolis, la cuarta ciudad más poblada del país.

Además del evento, el gobierno de la ciudad le nombró visitante distinguido, nos pasearon por el centro. Visitamos la biblioteca Palafoxiana y vimos libros del siglo XVI que contienen los primeros mapas, las ideas geológicas de esa época y descripciones de las plantas y animales del nuevo mundo. Recorrimos en centro de Puebla y la Catedral.

Al día siguiente fuimos de visita al Museo de Sitio de Tlayúa a dos horas de Puebla ciudad y conocimos a don Félix y a su familia, quien comentó que a la presidenta municipal no la había conocido hasta ese momento gracias a la visita de Cousteau, “ni cuando nos robaron en el museo”. Como la visita ya estaba programada el gobierno del estado tuvo que hacer un convenio con el Museo y lo reconstruyeron en una semana, como suele suceder en nuestro país.

 

Antes de la visita Rubén Arvizu, Director para America Latina y un servidor teníamos dudas sobre el posible uso político de la asistencia del célebre ecologista a Puebla (el gobierno estatal y local no tienen buena fama en el tema ecológico debido al cierre del aviario local, y la cancelación de la secretaria de Ecología al iniciar su madato) y nos pusimos a la tarea de evitarlo. Afortunadamente el CONCYTEP, el gobierno local, la secretaria de Educación Pública de Puebla y el gobernador lo entendieron así, y todo caminó sobre hojuelas.

Tuvimos reuniones, con un grupo de jóvenes que viajaron de Guadalajara para entrevistarse con Cousteau por un documental que hacen sobre los desechos en México basados en un guión de Rubén Arvizu. También con una empresa de doblaje que posiblemente doble al español y distribuya la serie para TV que esta grabando JMC, Odyssea. La semana que entra estará grabando por 15 días en aguas mexicanas y será huésped de la familia Gottfried que son alumnos de buceo y queridos amigos míos, también nos reunimos con ellos.

Tuvimos una charla Rubén y un servidor con los principales afectados por la desaparición del aviario de Puebla en donde murieron más de mil aves (algunas de ellas en peligro de extinción y protegidas por la NOM) en su traslado al Parque Flor del Bosque donde fueron reubicadas debido a la remodelación del lugar en donde se encontraban en el antigua aeródromo militar con recursos de la fundación Jenkins. La persona que nos contó esto era una voluntaria que debido a las amenazas que han recibido de parte de colaboradores del gobernador nos pidieron guardar su nombre en el anonimato. Es por ello nuestra reticencia en evitar un uso político de la visita de Jean Michel Cousteau a Puebla.

Te puede interesar

Retrocedimos 30 años. Por Rodrigo Navarro

Rodrigo Navarro         “Estar en el agua con las ballenas jorobadas y ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest