Sábado , Agosto 19 2017
Inicio / Salud / Mujer multitask, protege tu columna

Mujer multitask, protege tu columna

Hoy en día las mujeres combinan diversos roles en su vida cotidiana, además de ser mamás, son amas de casa, estudiantes, profesionistas, entre otros. En ocasiones tienden a minimizar los malestares físicos, un ejemplo, los de la columna vertebral, si éstos no se atienden oportunamente van debilitando su bienestar y calidad de vida, comentó el Dr. Oswaldo Ballinas Ordóñez.

El uso excesivo de tacones, malas posturas al realizar labores domésticas o hasta acciones básicas como sentarse, caminar o recoger objetos del suelo de manera incorrecta, son algunos malos hábitos que pueden comprometer la columna vertebral y con ello afectar la Higiene de Columna.

Pero, ¿Qué es la Higiene de Columna? Este término se originó hace más de una década, con el objetivo de reforzar la salud preventiva del cuidado de la columna mediante la educación, pues según cifras del 2014 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), una de las principales causas por las cuales 8 de cada diez pacientes acuden con su médico, es por algún dolor o lesión de espalda debido a un inadecuado uso de la columna vertebral.

A continuación les comparto algunas recomendaciones que el concepto Higiene de Columna propone para cuidar y evitar lesiones.

  1. Acude con un especialista: Las actividades que desempeñas día a día son tan importantes como tu salud, por ello, es importante que equilibres tus tiempos para acudir con tu médico en caso de tener algún dolor persistente, debido a que es muy amplio el conjunto de dolores intensos que suelen surgir por el mal uso de la columna.

– Por ejemplo, existen lesiones como una contractura muscular que son atendidas bajo terapia física y prescripción médica con desinflamatorios y relajantes musculares de uso prolongado que permiten recobrar la movilidad perdida por el dolor y que además protegen las mucosas del intestino y estómago, como es la combinación de meloxicam-carisoprodol; pero también surgen lesiones que requerirán una cirugía, por lo que es indispensable una evaluación médica.

  1. Siéntate correctamente: Es muy común que en la oficina, escuela o en casa, adoptemos una postura incorrecta al sentarnos, es necesario eliminar esa costumbre porque podría desgastar las vértebras y ocasionar dolores con el aumento de la edad.

– Lo ideal es que tus glúteos se mantengan pegados al respaldo del asiento, las piernas flexionadas a 90º grados y los pies tocando el piso.

– Alterna actividades que impliquen estar sentado y de pie para tener periodos breves de descanso.

  1. Cargar cosas pesadas: Para evitar dorsalgias (dolor en la espalda) es prudente no cargar objetos pesadas por un tiempo prolongado, como es el caso de mochilas, bolsas de mano y/o de la despensa. Lo ideal es cargar el 10% de nuestro peso corporal.

– En el caso de las mujeres que acuden a la escuela lo más saludable es que utilicen las dos asas de la mochila para que el peso quede distribuido en toda la espalda.

– Las bolsas de mano y de la despensa es necesario que se intercalen por cortos periodos de tiempo (15 minutos aproximadamente) en cada hombro o en cada brazo.

  1. Estar de pie: Al estar de pie en una misma posición ya sea en la oficina, escuela, trasporte público o para realizar labores domésticas, las personas tendrán una sobrecarga a nivel lumbar.

– Para evitar ese dolor es prudente mantener un pie en un objeto o banco pequeño por 15 minutos y posteriormente alterne un pie tras otro para permitir un oportuno descanso en la cintura.

  1. Uso de tacones: Si eres de las personas que les gusta andar todos los días de la semana con tacones, debes tomar en cuenta que el uso prologado de los mismos, pueden producir dolores en la cintura, tobillos así como de rodillas, y por ello generan cambios en la postura.

– Lo ideal es que utilices tacones de 5 o 7 centímetros (máximo), cualquiera que sea mayor a ese número, te ocasionará graves trastornos.

– Cuando salgas de una reunión importante o de la oficina cambia los tacones por un zapato más bajo, así tus rodillas tendrán un descanso.

  1. Al levantar y desplazar pesos: Para no lastimarte la espalda baja al recoger los objetos del hogar o los archivos del almacén de tu oficina con o sin peso no utilices sólo los músculos de la columna.

– Lo correcto es agacharse flexionando las piernas y tener la espalda completamente recta. Al momento de desplazarlos es ideal llevarlos pegados a tu cuerpo para equilibrar el peso.

Una correcta higiene de columna les evitará muchos dolores en cualquier etapa de su vida, es la manera más accesible y eficiente de cuidarse tanto en términos de salud como en aspectos de economía familiar.

Fuente: Crónica

Te puede interesar

En sólo 4 horas ISSSTE gana vida para Enedina

El Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre” del ISSSTE, se colocó de nueva cuenta ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest