Sábado , marzo 25 2017
Inicio / Newsletter / Wikileaks quiere imponer sus condiciones a Apple y Google
1489873934_119862_1489874517_noticia_normal_recorte1

Wikileaks quiere imponer sus condiciones a Apple y Google

Wikileaks tiende una mano, pero siempre que se sigan sus normas. La organización liderada por Julian Assange asegura haber contactado con Apple y Google para negociar unas condiciones antes de compartir las filtraciones que les ayudarían a poner un parche en sus sistemas para evitar estos agujeros de seguridad, denominados ‘Zero Days’, y el resto de herramientas de vigilancia que supuestamente ha usado la CIA y que desvelaron el 8 de marzo.

Tanto Google como Apple han confirmado que se encuentran trabajando para solventar los problemas de sus sistemas operativos móviles, Android y iOS respectivamente, pero han preferido no pronunciarse sobre los contactos con la organización. El pasado día 8 comenzaron a reconocer que las rendijas en su código existían y que encaraban el reto de poner un parche tan pronto como fuera posible. Desde Samsung a Motorola, LG y Microsoft, todas reconocieron que el problema era cierto.

Wikileaks pide, entre otros puntos, el compromiso de arreglar los errores en menos de 90 días desde la entrega de la documentación. Esta semana han comenzado a contactar con las empresas afectadas. Mozilla, la fundación sin ánimo de lucro creadora del navegador Firefox, ha sido la primera en aceptar las condiciones, pero no ha desvelado más detalles de la negociación. En el mensaje compartido por el Twitter de Wikileaks, Assange también deja caer que las empresas de origen europeo son más proclives a cooperar que las de Estados Unidos. Wikileaks ha denunciado que dejaron en mano de empresas que no eran parte del Estado, sino contratas. Sin embargo, no han publicado los detalles técnicos y aseguran que solo los compartirán con los afectados.

Entre los métodos denunciados por la filtración de Wikileaks se incluyen herramientas para tomar el control de móviles Android, iPhone, routers, navegadores y ordenadores de escritorio. Entre las empresas afectadas se encuentran Microsoft, Cisco, ZTE o Huawei. En el caso de Apple se detallan hasta doce brechas ‘zero day’ que podrían haber sido explotadas por estos programas.

Las empresas de tecnología de Silicon Valley tiene un largo historial de roces con las agencias de inteligencia. En los últimos años se ha acentuado tras las revelaciones de Wikileaks y, sobre todo, tras el ataque a Sony y los problemas para obtener los datos del iPhone del asesino de la matanza de San Bernardino. Tanto el presidente Obama como el secretario de Seguridad Ashton Carter intensificaron sus viajes y acuerdos para tener una relación más fluida.

Fuente: El País

Te puede interesar

usa-obamacaretrump_42332971

Dividen republicanos agenda de Trump

Las divisiones ideológicas y estratégicas del Partido Republicano resurgieron con fuerza esta semana en el ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest