Jueves , Junio 22 2017
Inicio / De Memoria... / Trabajar más y ganar menos, el panorama de las mujeres en México

Trabajar más y ganar menos, el panorama de las mujeres en México

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, la paridad económica entre hombres y mujeres puede tardar hasta 170 años en superarse, de seguir las cosas como están a nivel global.

En México las desigualdades son aún mayores. Con el lugar 66 en el ranking de brecha de género del WEF 2016, las mujeres de Kenia, El Salvador y Vietnam gozan de mayor paridad que las mexicanas, sobre todo en cuanto a participación y oportunidad económica, pues realizan mucho más trabajo no remunerado que los hombres y un gran porcentaje no estudian ni trabajan.

Mientras que el 83% de los mexicanos en edad de trabajar tienen empleo, sólo el 48% de las mexicanas están empleadas. Esto ocurre pese a que las niñas y mujeres jóvenes estudian igual que sus contrapartes masculinas.

Si bien 69% de las mujeres en México tienen acceso a educación superior, sólo 40% tiene un trabajo técnico o profesional. Es decir, México no da cabida a la fuerza laboral cualificada que representan las mujeres, y las que logran insertarse deben conformarse con ganar menos que sus compañeros.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la brecha salarial de género en México se ha incrementado. En 2004 las mexicanas ganaban en promedio 17% menos que los mexicanos, y en 2014 el porcentaje pasó a 18%.

Ganando un salario inferior, las mujeres aún deben asumir el doble la carga del trabajo no remunerado y el cuidado de sus familiares, según ONU Mujeres. Con un valor estimado por el Inegi del 24.2% del PIB, o 4.2 billones de pesos, las mexicanas dedican 60 de cada 100 horas al trabajo no remunerado y los hombres 6.1 horas. Para el cuidado de menores ellas dedican 25 horas semanales y 27 al cuidado de personas enfermas, mientras que ellos dedican 11 y 15 horas en promedio, respectivamente.

Cifras oficiales indican que en México el 32% de las mujeres son solteras, el 15% están separadas, viudas o divorciadas, el 15% está en unión libre y el 38% están casadas. En promedio, cada mujer tiene 1.7 hijos (entre 1 y 2 hijos) y tuvieron a su primer bebé a los 21 años, pero sólo el 32% de las mujeres que trabajan tienen algún tipo de protección social para la maternidad, según la Organización Internacional del Trabajo. Las mujeres que trabajan en la informalidad no cuentan con incapacidad por maternidad, derecho a guarderías o atención médica.

Las mexicanas que sí cuentan con derecho a licencia por maternidad pueden pedirla por 42 días antes del nacimiento de su bebé y 42 días después gozando de la totalidad de su sueldo (84 días en total), un periodo considerablemente breve si se compara, por ejemplo, con el que gozan las chilenas, de 156 días, o las inglesas, que pueden tomarse un año. De hecho, con 12 semanas de licencia, México está por debajo del mínimo establecido por la OIT, de 14 semanas por maternidad.

De esas 12 semanas de licencia, las mujeres deben enfrentar la retadora experiencia de cuidar a un nuevo ser humano en soledad durante 11 semanas, pues a los hombres la ley sólo les da 5 días de permiso por paternidad. Esto último, sólo a partir de 2014, pues anteriormente no existía la licencia por paternidad en México.

A todo lo anterior se suma la situación de inseguridad por la que pasan las mexicanas. De acuerdo con la ONU, en nuestro país 7 mujeres son asesinadas diariamente. Entre 2013 y 2015 fueron asesinadas 6,488 mujeres, un 46% más que entre 2007 y 2009. El Estado de México ocupa el primer lugar en feminicidios, con 1,045 en tres años. Le siguen Guerrero, Chihuahua, la Ciudad de México, Jalisco y Oaxaca. En el estado gobernado por el priísta Eruviel Ávila, el 46% de los casos de feminicidio permanecen impunes.

De los 61.4 millones de mujeres que viven en México, 38.6 millones (el 63%) han sufrido violencia de género, según el Inegi. De ellas, las más expuestas a la violencia son las que tienen entre 30 y 39 años. Siete de cada diez mexicanas que se encuentran en ese rango de edad ha enfrentado por lo menos un episodio de violencia o abuso. El porcentaje se acentúa en Chihuahua (80%) y en el Estado de México (78%).

Fuente: Economía Hoy

Te puede interesar

El fallo que podría devolverle 800 mdd a América Móvil de Slim

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puede decidir tan pronto como este ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest