Miércoles , Mayo 24 2017
Inicio / En Contexto / ¿Por qué en Culiacán y no en un penal de alta seguridad?

¿Por qué en Culiacán y no en un penal de alta seguridad?

Juan José Esparragoza Monzón fue capturado el pasado 19 de enero en esta ciudad. Apenas duró 56 días preso en el penal, mientras que Francisco Javier Zazueta Rosales, el Pancho Chimal, no duró ni el mes.

Por su parte Jesús Peña González, alias el 20; Alfredo Limón Sánchez, alias el Limón; y Rafael Guadalupe Félix Núñez, alias el Changuito Ántrax, ya tenían varios años cumpliendo condena en la prisión.

Pero mucha gente se pregunta el por qué un narcotraficante poderoso como el hijo del Azul estaba en el penal de Aguaruto y no en una cárcel de alta seguridad.

A pesar de que el penal de Culiacán ha sido blanco de fugas en el pasado, este reo no pudo ser enviado a un penal de mayor seguridad.

Todo esto porque el Poder Judicial negó el traslado de Juan José Esparragoza a un penal federal por la vía del amparo, a pesar de que era uno de los 122 objetivos prioritarios del gobierno federal -personajes más buscados-, y que la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) intentó que Esparragoza estuviera en un penal federal y no estatal, el juez lo negó, así lo informaron fuentes a El Universal luego de confirmar su fuga.

La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), cumplimentó una orden de detención provisional con fines de extradición, emitida por el Juzgado de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Preventivo Sur, en contra de Juan José Esparragoza, quien en aquel entonces era buscado por su probable participación en los delitos de asociación delictuosa y contra la salud.

Según El Universal, la Detención Provisional con fines de extradición internacional fue ejecutada por elementos de la AIC adscritos a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol, en el Centro Penitenciario Aguaruto, ubicado en la capital del estado.

La detención de Juan José Esparragoza Monzón por medio de un operativo encabezado por la división antidrogas de la Policía Federal.

Esparragoza Monzón, de 45 años, está acusado de coordinar una red de distribución de droga y administrar los recursos financieros de la organización delictiva. Presuntamente, dichos recursos los “invertía en la compra de bienes inmuebles y en la creación de empresas en Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Querétaro y Sinaloa, donde también mantenía actividad ilícita.”

Además, las autoridades le consideran como un “generador de violencia” en las ciudades fronterizas de Mexicali y Tijuana, ambas en Baja California.

Fuentes federales confirmaron a El Universal la detención de Esparragoza Monzón, alias “El Negro”, quien presumiblemente se desempeñaba como operador del cártel fundado por su padre en compañía de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de Ismael “El Mayo” Zambada.

LA FUGA

El día de ayer por la mañana, a plena luz del día y por la puerta grande, se fugaron cinco reos de alta peligrosidad de la penitenciaría de Aguaruto.

Horas después de los hechos, el subsecretario de Seguridad Pública Estatal, Cristóbal Castañeda Camarillas, confirmó que los presos que se fugaron son Juan José Esparragoza Monzón, alias el Negro o el Azulito; Jesús Peña González, alias el 20; Alfredo Limón Sánchez, alias el Limón; Francisco Javier Zazueta Rosales, alias el Pancho Chimal; y Rafael Guadalupe Félix Núñez, alias el Changuito Ántrax, quienes se encontraban presos por delitos del fuero federal.

A las 11:00 horas de ayer se había difundido el rumor sobre una fuga de reos en el Centro de Ejecuciones de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude), pero los mismos celadores guardaron celosamente la noticia e hicieron parecer que todo estaba sin novedad.

El penal lucía tranquilo. Afuera estaban las patrullas y los guardias de siempre, y todo parecía normal.

A las 12:00 horas, el mismo fiscal del estado, Juan José Ríos Estavillo, informó que a menos de 48 horas de asumir la Fiscalía General de Justicia en Sinaloa dijo verse sorprendido con la fuga de Juan José Esparragoza Monzón, hijo del Azul, y al menos otras tres personas: el Pancho Chimal, el 300 y el Peña.

Cuestionado ayer al medio día sobre la versión de una fuga en el penal de Aguaruto, Ríos Estavillo aseguró durante una conferencia que era falso, que no había fuga.

Fuente: Debate

Leer más: Detienen a jefe de custodios tras fuga del hijo de “El Azul” y cuatro reos

Te puede interesar

Cuáles son los 3 “secretos proféticos” de los niños que vieron a la Virgen de Fátima y a quienes el Papa acaba de canonizar

Este sábado el papa Francisco viajó al santuario de Fátima para conmemorar el centenario de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest