Sábado , Junio 24 2017
Inicio / En Contexto / ¿Ya ganó Trump?

¿Ya ganó Trump?

Ana-Paula-OrdoricaBrújula

Colaboración de Ana Paula Ordorica 

 

 

 

Van tres escalas en la nominación por la candidatura republicana en las cuales Donald Trump ha ganado dos de ellas por un buen margen (New Hampshire ganó por una ventaja de 19 puntos y Carolina del Sur por 10 puntos).

Salvo Texas y Colorado, las encuestas de todos los estados del súper martes 1º de marzo lo favorecen, incluyendo la de hoy en Nevada, en donde la encuesta de CNN le da una ventaja de 26 puntos sobre el segundo lugar, Ted Cruz.

Esto, evidentemente, le da una buena ventaja en el número de delegados ya en la bolsa de Trump. De los 2 mil 472 delegados que debe ganar, Trump tiene ya 67. En segundo lugar está Ted Cruz con apenas 11. Hoy se definirán los 30 de Nevada que se adjudican de manera proporcional.

El súper martes se definirán 661 delegados y por ello Trump declaró el sábado que ya se podía cerrar la contienda interna en su favor. Trump se siente el inevitable nominado por su partido.

Las estadísticas que le encantan a los estadounidenses lo favorecen también. Como la que dice que ningún candidato ha ganado New Hampshire y Carolina del Sur y luego ha perdido la nominación.

Y la página de apuestas Betfair.com –en donde la gente mete dinero de su bolsillo para responder qué creen que pasará – le da un 50 por ciento de probabilidades de ganar, dividiendo el otro 50 por ciento entre los candidatos restantes.

¿Es entonces Trump ya el inevitable nominado del partido republicano?

No lo creo. Primero porque retomando lo mencionado arriba, Ted Cruz es el favorito para ganar Texas, un estado rico en delegados, 155, sólo por debajo de California que tiene 172 delegados pero que vota hasta el 7 de junio.

Segundo porque Trump ha estado a la cabeza en un campo que ha incluído a 17 otros candidatos. Hoy que quedan solo 5 habrá que ver cómo se reparten las simpatías entre quienes ya no tienen a su gallo entre los contendientes. Interesante sobretodo saber a quién van a favorecer quienes apoyaban a Jeb Bush. Todo indica que el beneficiado será Marco Rubio, quien podría perfilarse como un fuerte contendiente para Trump.

Los pronósticos han sido poco atinados en este ciclo electoral, principalmente porque se hacen frente a un electorado que está pidiendo cambios a gritos y cuya clase política no ha sabido escuchar. Aun así, Donald Trump es hoy el único candidato que tiene más negativos que positivos en la apreciación/desprecio del electorado que la siempre divisiva Hillary Clinton.

La página realclearpolitics.com tiene en promedio que mientras un 34.4 por ciento de los electores ven con ojos favorables a Trump, un 57.8 por ciento lo desfavorecen. En el caso de Hillary, la proporción es 42.2 favorable/51.4 desfavorable.

Es claro que a los republicanos no les conviene que Trump sea su nominado.

Todo lo anterior son razones y números para argumentar que, pese a que Trump se siente ya el inevitable nominado, la contienda apenas ha comenzado y nada es seguro para nadie. Ni para Trump.

@AnaPOrdorica

Te puede interesar

Liberaron el precio de las gasolinas, pero sigue casi igual

El 1 de enero la Magna se vendió en 15.99 pesos por litro, luego de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest