Lunes , Mayo 22 2017
Inicio / Cultura / Ramón Vargas se dice decepcionado de la Ópera de Bellas Artes

Ramón Vargas se dice decepcionado de la Ópera de Bellas Artes

A tres meses de su renuncia como titular de la Ópera de Bellas Artes en México, el tenor Ramón Vargas rompe el silencio, habla sobre su proyecto inconcluso y la decepción que le provocó no cumplir con las expectativas.

También se detiene en los errores, las mentiras y acusaciones que enfrentó, desde la autoprogramación y sus constantes viajes al extranjero, hasta el error en el portal de transparencia que lo hizo ver como un ladrón, explica.

Ahora prepara su siguiente actuación en la Ópera Estatal de Viena, en el montaje de Manon, para febrero. Mientras tanto, vía telefónica, asegura que no volverá a la Ópera de Bellas Artes (OBA) en mucho tiempo, por lo que no es un hecho que se convierta en asesor de la ópera, como lo anunció el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

De paso lamenta que el presupuesto sea incierto, aventura una opinión sobre el futuro operístico de México y revela los resultados de la primera audición nacional de cantantes líricos que desde 2013 el INBA no ha informado.

Fue la mañana del 2 de octubre cuando el INBA anunció el final de la era Ramón Vargas al frente de la OBA. ¿Por qué no lo anunció públicamente?, se le inquiere.

“Creo que algunas cosas se lograron (durante mi gestión), otras se quedaron en el tintero y otras más quedaron como proyectos. Los tiempos son así, hay que adaptarse y aceptar las circunstancias”, acepta.

“Hasta ahora no he hablado con nadie sobre esto. Pero la situación en México se puso complicada… con el tema del recorte presupuestal, pero los proyectos operísticos no sólo necesitan imaginación y buenas ideas. Ojalá con la creación de la Secretaría de Cultura las cosas fluyan mejor. El problema fue la falta de certeza en el presupuesto”.

¿Derivó en fracaso el proyecto de llevar ópera a los estados? “Mire, todos los proyectos que me propuse se realizaron, aunque haya sido de manera parcial. Logramos 27 funciones fuera del Palacio de Bellas Artes. Sí, hubiera querido que fueran cien, pero cuando se recorta (el dinero) los proyectos sufren”.

¿Fue demasiado ambicioso? “Mi presencia creó altas expectativas en el público y las que yo mismo me puse. Pero cuando no se cumplen las expectativas hay una cierta… decepción y desilusión de parte de la gente y de parte mía. Entonces dices: Bueno, mejor que se hagan las cosas de otra manera sin que afecte al presupuesto”.

 ¿Abandonó el barco? “Ya no me necesitaban, mi presencia no era indispensable. Finalmente el proyecto se redujo y mi presencia no tenía importancia. Fue una decisión salomónica, pero no fácil. Es un proyecto que quise y al que le di mucho tiempo, un proyecto que quise lograr… pero no me voy frustrado, me voy un poquito con el sabor amargo”, expresa.

¿Es cierto que ganaba más que el presidente? “Claro que no. ¡Cómo es posible! Hasta el más tonto sabe que existen tabuladores y no podría ganar más que María Cristina García (INBA) o Rafael Tovar (Secretaría de Cultura). Ésa fue una nota ridícula, como ridículos quienes la quieren sostener”.

“Pero me inventaron otras cosas, como que la Ópera de Bellas Artes era la mejor pagada del mundo. Si así fuera habría una larga lista de espera con figuras como Netrebko y Kaufmann a la cabeza”.

¿Cómo ve el futuro operístico de México? “Tienen a una persona capaz, Lourdes Ambriz, alguien que ha tenido un año de entrenamiento en el tema, una persona seria que ya estuvo como subdirectora”.

Por último, el tenor revela algunos detalles de la primera audición de voces que, sin explicación el INBA ha mantenido reservados. El primer dato es que a esta audición se registraron 390 cantantes, de los cuales sólo asistieron 314.

De este universo, el 50% de voces escuchadas fueron sopranos, el 20% tenores, 13% mezzosopranos, 11% barítonos, 3.8% bajos, 1.2% contraltos y 1% contratenores, lo que asoma un breve panorama del mundo vocal en México.

Fuente: Excélsior

Te puede interesar

Muere a los 85 años el hispanista británico Hugh Thomas

El historiador británico Hugh Thomas, uno de los hispanistas que mejor supo contar la Guerra ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest