Lunes , Julio 24 2017
Inicio / Cultura / Presenta Museo Británico la religión después de los faraones

Presenta Museo Británico la religión después de los faraones

La muestra “Egipto: la fe después de los faraones”, en el Museo Británico, invita a reflexionar sobre qué pasó con la religión después de los faraones, en un país dominado a través de los siglos por el judaísmo, el cristianismo y finalmente el islam.
“Egipto: la fe después de los faraones” presenta por primera vez textos completos de la biblia, el Nuevo Testamento y el Corán que fueron escritos en perfecto hebreo, griego y árabe.
Estos relevantes manuscritos que han sobrevivido al paso de los siglos -la biblia cristiana data del siglo IV Después de Cristo (DC) y el Corán del siglo IX o X DC-, son una muestra de la relación que existió entre religiones y su práctica cotidiana.
El Nuevo Testamento es parte del Códice Sinaítico (siglo IV DC) que es la biblia más antigua del mundo, propiedad de la British Library, y que fue prestada para esta exhibición.
La exposición es en sí misma una lección de historia que nos hace recordar que Egipto formó parte del Imperio Romano tras la muerte de Marco Antonio y Cleopatra en el siglo 30 Antes de Cristo (AC), y continúa hasta el año 1171 DC cuando la dinastía Islámica Fatimí llegó a su fin.
Muestra a Egipto más allá de sus pirámides y momias, es un recorrido a través de 200 objetos que narran el paso de la religión politeísta a una monoteísta a lo largo de mil 200 años.
Además de los sorprendentes manuscritos religiosos, se encuentran tres broches perfectamente conservados (del siglo IX o X) que muestran los símbolos del judaísmo, cristianismo y el Islam -la menora, la cruz y la escritura arábiga, de manera respectiva.
“Egipto: la fe después de los faraones” comprime la llegada del imperio Romano, la conversión de la población egipcia al cristianismo, la persecución de los judíos y no cristianos y la expansión de los califatos en el año 632 DC.
Entre las reliquias, se encuentran dioses vestidos de emperadores, como Horus, deidad celeste en forma de halcón que después de la conquista romana fue representado con una armadura y una capa de general.
Una pieza central de la muestra es un papiro del emperador Claudio dirigido a la población de Alejandría, en el que pide que no sea adorado como un dios, y que se respete el estatus de los judíos.
Entre los objetos se puede apreciar, bajo una luz tenue, un papiro del año 200-225 DC de una colección que contiene los hechizos y curas mágicas para la locura y el deseo escritos en griego y hebreo en tinta negra y roja.
La llegada del cristianismo se puede apreciar en una par de cortinas perfectamente conservadas (siglo VI o VII DC) con motivos religiosos que probablemente pertenecieron a un templo.
Otra pieza emblemática es la del busto del emperador romano Germánico, ícono de esta exposición, que tiene una cruz en la frente que fue tallada con la llegada del cristianismo, y cuya nariz y oreja fueron mutiladas.
La exposición concluye con una parte de los 200 mil textos de la religión judía que sobrevivieron gracias a que fueron resguardados en la Sinagoga de Ben Ezra en El Cairo.
Los manuscritos reflejan una comunidad judía próspera con vínculos desde España hasta la India, y contienen evidencia de cómo era la vida de los judíos en El Cairo de la época medieval.
La muestra refleja que las religiones transformaron la vida cotidiana pero también el paisaje.
Los antiguos monumentos egipcios fueron destruidos, reemplazados y rehusados de distintas maneras: templos convertidos en iglesias, e iglesias convertidas en mezquitas.

Fuente: Crónica

Te puede interesar

Buscaron guardar en secreto muerte de Cuevas: hija

María José Cuevas afirmó que hubo intentos de guardar en el máximo secreto el deceso ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest