Domingo , Agosto 20 2017
Inicio / Cultura / Festejan a Toledo en Bellas Artes

Festejan a Toledo en Bellas Artes

Con la interpretación en español de la canción zapoteca “El Feo”, en la voz de María Reyna, inició la noche de este miércoles el homenaje a Francisco Toledo en el Palacio de Bellas Artes, con motivo de su cumpleaños 75, que festejará este viernes 17 de julio

Muchas voces en zapoteco –lengua originaria del artista nacido en Juchitán- se escucharon en el homenaje que alcanzó su momento más emotivo cuando la escritora Natalia Toledo dijo que su padre “tiene manos de pulpo” y abundó:

“Mientras piensa en una portada, está atendiendo una llamada, hace citas, lee los periódicos, vuela papalotes con los rostros de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, toma café, defiende el Cerro del Fortín, convoca a conferencias, se pelea con Gabino Cué, compra libros para las bibliotecas, dona su colección de arte bajo resguardo del INBA, mece la cuna de los pintores oaxaqueños…”

Natalia evocó para su padre las últimas líneas del poema “Los Justos” de Jorge Luis Borges: “Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo”´. Y cerró con una sentida frase: “Feliz 75, papá, y gracias por contribuir con tu arte y trabajo a favor de nosotros”.

Toledo no estuvo presente. Aún así hubo una larga fila de personas que esperaban participar en el homenaje; incluso tehuanas, bellamente arregladas, entraron a la sala Ponce. En la mesa, además de Natalia, celebraron al artista los también escritores Francisco de la Cruz y Araceli Mancilla, y el diseñador Bernardo Recamier; con la conducción del escritor Mardonio Carballo.

Los participantes en la mesa recuperaron algunas de las historias de Toledo como lector, su sentido del humor, los primeros proyectos editoriales, las revistas “Alcaraván”, “El comején” y Guachi Reza (Iguana rajada). Recordaron  las obras que publicó con escritores como José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis y su hija Natalia; los libros creados en torno de escritos de Jorge Luis Borges y Franz Kafka; la generosidad que lo llevó, por ejemplo, a hacer un dibujo para el libro de poemas de De la Cruz; la costumbre de cuidar, organizar y velar por los libros –que desde la infancia tenía-; el rescate de libros y bibliotecas como la de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca; su defensa del zapoteco que ha derivado en la publicación de libros en las cuatro vertientes de esta lengua (y ya se planea en mixteco); y su gran proyecto , el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, IAGO,  que es una de las mayores bibliotecas de arte y gráfica en América Latina, y que donó a Bellas Artes.

Fuente: El Universal

Te puede interesar

marcelino_perello-muerte-funeral

En funeral privado, despiden a Marcelino Perelló

Amigos y familiares del ex líder del movimiento del 68, Marcelino Perelló se han reunido ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest