Domingo , Mayo 28 2017
Inicio / Cultura / El Ramadán también es una expresion cultural

El Ramadán también es una expresion cultural

Las noches de Ramadán no son sólo para comer, beber y recuperar las energías después del largo ayuno, sino para disfrutar hasta el amanecer de una intensa agenda cultural, que en El Cairo cada vez incluye más opciones alternativas sin olvidar la tradición

Al caer el sol, los cairotas pueden elegir entre una amplia oferta para romper el ayuno diurno del mes sagrado musulmán, en uno de los restaurantes más chic de la ciudad o en un “iftar” (desayuno) solidario para promover los productos locales.

Este año, en el que Ramadán coincide con el verano, son muchas las terrazas donde se puede disfrutar del tradicional “iftar”, que suele consistir en un abundante bufé de comida egipcia, aunque ya muchos locales se atreven con menús internacionales y especiales.

El restaurante “The Tipsy Teapot”, en el barrio residencial de Maadi, en el sur de El Cairo, ofrece el “iftar” en su jardín y cada semana varía desde la comida asiática o italiana, hasta la opción vegana.

Después de desayunar y de una sobremesa con té, café y muy probablemente una “shisha” (pipa de agua), la vida cultural empieza a partir de las 21.00 horas, con espectáculos para todos los gustos y todos los bolsillos, que se abren a la escena musical alternativa.

Una importante cita con la música “underground” árabe es el festival Hayy, que este año ha cambiado de escenario y se celebra en el campus de la Universidad Americana en El Cairo, en el centro de la ciudad.

Mientras, los espacios culturales que todo el año ofrecen entretenimiento en la capital egipcia, como el centro para la Cultura y el Arte Makan, en Ramadán multiplican su oferta, con música y poesía mística para un mes que posee también un componente espiritual.

Los centros más alternativos han aportado variedad y diversidad a la oferta cultural de Ramadán, explicó aRouan al Shimy, periodista egipcia experta en Cultura.

Las actividades tradicionales se concentran en el histórico barrio islámico de El Cairo, donde los viejos palacios y casas otomanas hospedan casi a diario conciertos, danzas sufíes y teatros de marionetas, generalmente de forma gratuita.

Por su parte, la Ópera de El Cairo ofrece los conciertos de los artistas más reconocidos, desde el director Omar Jairat, hasta los ritmos del jazz árabe de Fathy Salama o la dulce voz de Dina al Wedidi.

Fuente: El Universal

Te puede interesar

Centenario de Juan Rulfo: cómo el escritor mexicano más traducido se consagró con un puñado de páginas

“Si Rulfo estuviera entre nosotros en este 2017, año de su centenario, vería confirmarse su ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pin It on Pinterest